La cura de las adicciones

PARAR DE FUMAR

La primera cosa que el fumador debe hacer es pedir un pedazo de pan para el vecino. Después, cortarlo en 7 pedazos y todas las mañanas durante 7 días, la primera cosa que debe hacer al levantarse es comer un pedacito y decir así: 'Padre, me dad el pan de cada día y tira de mí este vicio de fumar'.

PARAR DE BEBER

Simpatía 1. Escribir con un pedazo de tiza blanco el nombre de la persona que bebe, en una hoja grande de cartulina negra. Hecho eso, poner un vaso blanco virgen lleno del agua arriba de la cartulina (bien en medio) y decir: Fulano, deje de beber, (hablar el nombre de la bebida en que la persona Es viciada), y que sólo guste de beber agua. Hablar eso tres veces seguidas. Dejar esta simpatía en el mismo lugar durante siete días. Después de ese periodo, echar todo en praia. La persona que bebe no puede saber de esa simpatía. Simpatía 2. Ponga 72 granos de maíz dentro de una botella de cualquier vino de su preferencia y deje-la en el sereno por 7 días. A partir de ahí, cada vez que sentir ganas de ingerir bebidas alcohólicas, tome un cáliz de este vino dejando siempre un poco para derramar en el rincón de la casa. Simpatía 3. Ponga 9 gotas de leche materno en el resto de la bebida, en botella, que el adicto(a) estuviere consumiendo.

PARA SACAR EL VICÍO DEL HUMO

Simpatía 1. La persona deberá coger siete puntas de cigarrillo que fumó por el día. Juntar todo, poner en un saquinho de papel junto con un puñado de sal y echar en un río y decir: Así como el agua corre y no vuelta yo quiero que ese agua lleve mi vicio y él no vuelva. Hacer eso tres días. Simpatía 2. Pedir al vecino o el un pariente, siete pedacitos de pan. El fumador, dispuesto a abandonar el cigarrillo tiene que comer un pedazo del pan y hacer este pedido: Jesus, me da todos los días el pan que es mi alimento, saque, en nombre de Dios, mi vicio de cigarrillo, que es mío tormento, amén. Hacer esta simpatía durante 7 días seguidos y en ayuno. Simpatía 3. Hacer un cigarrillo de la hoja de la zabumba y dar para el fumador. Usted verá...

VICÍO EN BEBIDAS I

Compre una botella de aguardiente bien barata y una sardina pequeña. Ponga la sardina dentro de botella y deje disfrutar por 15 días. Todas las veces en que sentir ganas de beber, huela ese aguardiente bien fundo. Usted puede sentir hasta ansia de vómito, pero la intención peor, que es la de beber, va a disminuir, pues el olor del aguardiente con la sardina curtida será insoportable. Después, tome un poco del agua y rece un Padrenuestro con mucha fe, pidiendo a su ángel de la guardián para que él deje usted libre de ese vicio. Así que la intención de beber pasar, eche la mezcla en agua corriente.

VICÍOS EN BEBIDAS II

Esta simpatía debe ser hecha en la compañía de alguien. Ponga 3 piedras de sal grueso en un vaso con aguardiente. A la vez, usted y a otra persona deben hacer un rezo. Primero, usted dice: 'Bebida del diablo, que haces de mí?'. La persona responde: 'Enveneno la sangre, quemo la carne y descamino el alma'. Y usted completa la oración: 'Pues que no me envenene más la sangre, no queme mi carne y no descamine mi alma'. Justo después, haga una Señal-de la-Cruz con el dedo mojado en la mezcla de aguardiente y sal. eche el resto en agua corriente en un local bien lejos de su casa. Dentro de poco tiempo, la intención de beber va a desaparecer, desde que la simpatía haya sido hecha con fe.