Niño pequeño de Tauro

Tauro EL NIÑO - Taurinos pueden ser celosos, posesivos y ambiciosos. Son también materialistas, sensuales y aprecian el bienestar.
Se sienten atraídos por las cosas buenas de la vida.
Tienden a excederse, tienen que aprender a disciplinar la alimentación y la bebida, para evitar el exceso de peso y problemas de salud.
El taurino puede conseguir lo que quisiere a través del habla, pues él es convincente y persistente.
Discutir con él puede ser un reto.
La mejor manera de vencerlo es por la acción indirecta - se aleje y le dé tiempo.
Él no puede ser presionado.
Si usted hiciere eso, cuidado!
El taurino generalmente es tranquilo, pero, caso sea forzado o quedar irritado, exhibirá un ardiente temperamento volcánico, y lo mejor es esperar hasta que él se calme.
Antes de eso, usted no llegará a lugar algún.
Si usted no consigue que él colabore, lo mejor método disciplinar es negarle bienestar y placer: privarlo del postre, de la televisión, del masaje en las espalda, o de cualquier cosa de que él guste.
Eso surtirá efecto. De la misma manera, recompensá-lo por buen comportamiento va incentivarlo la colaborar.
Nunca recorra a castigos corporales con un taurino.
Eso sólo los volverá más testarudos y, peor, implacables , pues ellos sienten profundamente un dolor física y emocional.
Las crías de Tauro son propensas dolores de garganta, a veces provocada por la tendencia a esconder sentimientos y no decir aquello que piensan o sienten. Enseñe-las que esconder, o sencillamente soportar alguna cosa, no es saludable. Esa crías se sienten atraídas por colores suaves, tonos pasteles.
Gustan de música sensual y tranquila.
Se estuvieren enfermos, o sintiéndose indispuestas, vista-las con ropas blandas, disminuya la luminosidad y deje-las oyendo una canción suave.
Luego estarán mejor.

Niño pequeño de los otros signos