Origen de Leo

Leo MITO - APOLO Hijo de Zeus y Nieto, y hermano gemelo de Ártemis, era lo gran Dios Solar.
Su mito acabó por suplantar completamente el de Helio, el Sol propiamente dicho.
Justo después de nacimiento, su primer pedido fue un arco y flechas. Recibió-los de Hefestos y se volvió el dios arquero.
Con su mira necesita, visualizaba un blanco distante que sus flechas certeras jamás erraban.
Apolo, armado con esas armas, realizó su aventura más importante.
Se dirigió para el Monte Parnaso, donde, escondida en una caverna, moraba la serpiente Pitón, enemiga de su madre.
La serpiente huyó para el Oráculo de la Madre-Terra en Delfos, donde el dios liquidó-la con sus flechas certeras, junto de la rendija sagrada.
Afrontada, la Madre-Terra fue a lamentarse la Zeus.
Después de ese episodio de crimen y sangre, Apolo necesitaba purificarse.
El Gran Señor Olímpico le ordenó que fuese para el Vale de Tempe, donde quedó durante un año.
Zeus también instituyó, en honra de Pitón, los Juegos Píticos, a los cuáles su hijo debería presidir como penitencia.
Por último purificado, el dios regresó a Grecia con su cortejo de sacerdotes, y fue recibido con fiestas y honras.
Apoderando-se del Oráculo de Delfos, en su lugar irguió su templo.
Forzó la sacerdotisa del Oráculo, la pitonisa, la quedar a su servicio, se adueñando también de su dom de profecía.
En ese santuario, el dios consagró la trípode, cubierta con la piel de Pitón, donde se sentaba la pitonisa para proferir sus oráculos.
Antes de responder a las consultas, la sacerdotisa bajaba por una cavidad para tocar el 'Ônfalos' - piedra que simbolizaba el ombligo de Terra y el centro del mundo.
Después de que Apolo apoderou-se del Oráculo, la piedra pasó a ser considerada como símbolo fálico, representante del dios.
En la entrada del templo, se leían sus dos preceptos más famosos: 'Te conoce la ti mismo' y 'Nada en demasía'.
Y también sus leyes más importantes: Curva tu espíritu, observa tu límite, desprecia el orgullo, mantiene la reverencia, teme la autoridad, reverencia y te arrodilla ante la divinidad, mantiene las mujeres sobre control.
Apolo era el legislador y aquel que punía los errores.
Las ciudades enviaban emisarios Delfos en búsqueda de consejos, y ministros de Apolo eran enviados a las ciudades griegas como intérpretes de las leyes civiles y religiosas.
Apolo era un antiguo dios asiático, probablemente ligago al culto de Luna, que sufrió varios sincretismos y asumió varios atributos: desde un dios protector de los rebaños y de los pastores, de las flechas certeras, de la canción y de los poetas hasta la gran divinidad purificadora, dios de la profecía y de la medicina.
La diversidad de influencias y de funciones reunidas alrededor de un único dios volvía-la una figura mítica bastante compleja.
Apolo era representado como un dios joven, mucho bello, alto y de largos cabellos negros.
Era una divinidad solar, brillante, incorruptible, sin embargo suyas unições podían ser terribles.
Era el hijo más importante de Zeus y también el más respetado por los olímpicos, después del padre.
Tuvo varios amores con ninfas y con mortales y también muchos hijos.

Origen de los otros signos