Niño pequeño de Capricornio

Capricornio EL NIÑO - Las crías de Capricornio son tan serias en mayor parte del tiempo que parecen más viejas, parecen ya haber nacido adultas y actúan con mucha madurez.
Todavía pequeñas, son fáciles de disciplinar y capaces de asumir responsabilidades.
Son también personas ambiciosas y trabajadores esforzados.
Saben que lo trabajo ennoblece y creen que todos deberían trabajar para conseguir lo que desean.
Muchos jóvenes ya quieren tener un empleo, o están siempre imaginando un medio de ganar dinero.
Son mucho persistentes y trabajan duro, mucho después de la mayoría tener desistido.
Las crías capricornianas son coleccionistas y se apegam a todo lo que acumulan.
El peligro es que, en casos extremos, el exceso de cosas acumuladas puede volverse imobilizador, no dejando espacio para que se muevan y crezcan.
Lo mismo es válido para la paciencia, una característica de ese signo, llegarse a extremos y ellas tuvieren que esperar de más, podrán perder oportunidades.
En la escuela, demostrarán interés sobre todo por asuntos que tengan aplicación práctica.
Ellas se interesan en aprender aquello que les fuere útil.
Esas crías se esfuerzan mucho en la escuela y generalmente son excelentes alumnas.
Son organizadas y respetan los profesores que también el son.
Las dos peores cosas que pueden acontecer a uno capricorniano son: sugerir que él es incompetente o tratarlo con falta de respeto.
Caso sea elogiado por su desempeño, estará listo para asumir más responsabilidades.
Cuide, sin embargo, para que no asuma demasiada responsabilidades, y ocupe su vida sólo con trabajos y deberes.
A veces, esas crías necesitan ser estimuladas a juguetear y divertirse. Ayude-las a desarrollar el sentido de humor.
Ellas parecen ser pesimistas porque tienden a mirar antes el lado malo de las situaciones.
Para ellas, es una forma de autoprotección.
Les enseñe la tener siempre en mente la alegría.

Niño pequeño de los otros signos